Jesús Cintora | Las manos de Lutia

martes, 2 de febrero de 2016

Mariano y Santa Rita, Rita

Añadir leyenda
Si preguntan a Mariano Rajoy por Rita Barberá, dice que está "absolutamente limpia". Igual que Rato es "un buen amigo", Carlos Fabra es "un político ejemplar", Bárcenas deber ser "fuerte" y a Rus, el contador de billetes, le quiere, "coño, porque sus éxitos son mis éxitos". Porque como le decía Rajoy a Camps, antes de que en el PP valenciano imputaran casi hasta a la gaviota: "Paco, yo siempre estaré ahí, delante, detrás o a un lado, me da igual. Y la historia será una historia feliz, frente a los torquemadas del siglo XXI". Los inquisidores han sido los tribunales, que han ido pasando delante de Rajoy unos cuantos cadáveres políticos. Eso sí, don Mariano se ha mantenido detrás o a un lado, como ya le anunció a Camps que haría. Porque Rajoy se pone de perfil y sobrevive. Con semejante currículum, todavía es presidente y puede seguir siéndolo.

Ya lo dice Rita Barberá si le preguntamos por su "gran amigo Mariano": "Es el mejor y debe continuar gobernando, con un acuerdo con Ciudadanos y el PSOE, evitando pactos sectarios de perdedores de izquierdas que solo buscan echar al PP". Lo dice Rita, que llegó a alcaldesa sin ganar las elecciones, pero pactando con Unió Valenciana. Fue en esos años 90 en los que Aznar gobernaba pactando con el PNV y CiU, hablando catalán en la intimidad. Por entonces no había esas "líneas rojas" que hoy le ponen al nacionalismo cuando conviene. 

Ella se llama María Rita y él Mariano. Como las marías, quedan libres de pecado. Dos supervivientes, por ahora. Uno en la Moncloa y la otra en el Senado. Rodeados hasta el cuello por la corrupción, con tal de no de irse, se permiten guiarnos. Con el privilegio de su aforamiento, a Barberá le preguntan por los chanchullos y pide hablar "de Irán y de Venezuela". La Comunidad Valenciana le queda demasiado lejos. Y eso que, cuando yo no había nacido, Rita ya estaba afiliada. Lleva más de 30 años en política y se ha librado de la Gürtel, de Nóos, de Taula, de Emarsa, del Ritaleaks… Financiaciones ilegales, saqueos, comisiones, contratos a dedo, blanqueo, lingotes de oro, viajes de lujo, bolsos, gintonics y, como diría Rajoy, ¡que viva el vino!

Cuando habíamos oído ya a Alfonso Rus contar los billetes de las mordidas y Anticorrupción había abierto diligencias contra Rita Barberá, el presidente Rajoy fue a Valencia a pedir el voto al PP y allí dijo que Barberá volvería a gobernar, porque es "la mejor alcaldesa que merecen los ciudadanos, frente a una sopa de letras que acosa y miente". Mariano Rajoy se equivocó. Ocultando una vez más la corrupción y porque esa "sopa de letras" llegó a un acuerdo por la izquierda y echó a Rita del gobierno. ¿Se imaginan que un pacto parecido en España hace que Rajoy le siga también en esto a Rita Barberá los pasos? Santa Rita, Rita…

martes, 26 de enero de 2016

Rajoy se hace el muerto

EFE
Mariano Rajoy cogió su atril. Venía de ver al rey. Y ante la España que debiera conocer, porque la gobierna, marcó las prioridades del país, por las que pide seguir en la Moncloa: unidad nacional, lucha antiterrorista, creación de empleo y modelo europeo. Es curioso, porque Rajoy se olvidó de la corrupción. Y eso que el hartazgo con los corruptos aparece entre las mayores preocupaciones de los españoles en todas las encuestas. Pero para el presidente en funciones no era prioritario. Lo pasó por alto al enumerar, varias veces, las materias por las que quiere que le apoyen para seguir gobernando.

Ojo, porque unas cuantas horas antes habían imputado al PP, al partido del gobierno, el mismo que Mariano Rajoy lidera, por la destrucción de los ordenadores de Bárcenas. Nadie entre los periodistas le preguntó. Las últimas veces que le han hecho preguntas sobre la corrupción, Rajoy hasta se enfadó: "¿Eso qué tiene que ver con la economía? Si quiere, hablamos de lo que queremos hacer en España y, si no, usted misma", respondió airado en la SER el mismo Mariano Rajoy que ahora dice que necesitamos un presidente "digno" y "sin hipotecas".

Es un Rajoy al que, incluso en su propio partido, un importante sector considera precisamente hipotecado. Y es justo por la etapa de Bárcenas. La misma por la que cada vez más gente en el PP reniega de Mariano Rajoy y cree que estamos en el momento oportuno para amortizarlo. Así ocurre aunque, por ahora, callen. Igual que calla el presidente en funciones al preguntarle sobre la corrupción.

¿Y por qué reniegan del todavía líder del PP y lo amortizan? Porque también los hay en el Partido Popular que hablan en secreto de regeneración y de que necesitan a dirigentes alejados del "Luis, sé fuerte", de Rato, de los púnicos, de los comisionistas y derivados. ¿Por convicción o por necesidad? Pues digamos que tener el poder aplaca a las fieras, pero Rajoy sabe que, en cuanto ese poder peligra, si hace falta lo arrojarán a los leones.

¿Y qué puede hacer? Es curioso, pero para salvarse de las garras de los suyos, Mariano Rajoy se hace el muerto y espera la ayuda de sus oponentes. Para no morir, espera que antes en el PSOE se maten entre ellos. O entre el PSOE y Podemos. Todo un manual de supervivencia del Marianismo, que Rajoy Brey ya dejó escrito en los mensajes de móvil a Bárcenas: "Tranquilidad. Es lo único que no se puede perder. Al final la vida es resistir y que alguien te ayude". Rajoy está lanzando ahora un S.O.S. a sus supuestos enemigos políticos y no descarta que al final sean tan primos que se maten por ir a socorrerle.

jueves, 21 de enero de 2016

Tú nos guías

Fuente foto: elcorreo.com
Todavía no sabemos cómo será el gobierno de la llamada "nueva política", pero ya conocemos cómo no debe ser. Celia Villalobos nos ha mostrado el camino. Cuando al diputado de Podemos, Alberto Rodríguez, aún lo peinaba su madre, Villalobos ya estaba allí: en el Congreso. Cuando Rodríguez fue creciendo y decidió dejarse rastas o peinarse como le dio la gana, Celia seguía en el escaño. Presume de sumar 40 años en política, llevamos décadas pagándole el sueldo y a Celia Villalobos solo le ha alcanzado para inaugurar la legislatura de la "regeneración" pidiendo que los nuevos "lleven el pelo limpio y no le peguen los piojos". Nivelazo.

Si entramos en sueldospublicos.com veremos que la vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos Talero, "cobra al año 39.294 euros de asignación constitucional básica, 16.932 euros por ser miembro de la Mesa del Congreso, 14.151 euros para gastos de representación y 9.889 euros para gastos de libre disposición. Como se presenta por la circunscripción de Málaga, percibe 21.886 euros de indemnización para gastos de desplazamiento y manutención, exentos de tributar. Cobra esta cantidad pese a declarar que tiene vivienda en Madrid desde 1987 ". Además, "en 2011 declaraba haber ingresado 14.041 euros del Partido Popular y 22.200 de ciclos y conferencias". 

Todo esto en el orden legal. No es como cuando su esposo, el asesor de Rajoy, Pedro Arriola, aparece en los papeles de Bárcenas cobrando en "blancas" y en "negras". Sumado a los 600 mil euros anuales que percibía Arriola del PP, según publicaron varios medios. La vida sobre ruedas. Se entiende que Celia Villalobos no renuncie al coche oficial, porque dice que es su "herramienta de trabajo" y eso sería "postureo".

Es mejor postura la de jugar a los videojuegos, mientras interviene delante de ella el presidente del Gobierno. Eso sí, en lugar de pedir perdón, Villalobos ha sido la única elegida por Rajoy para repetir en la Mesa del Congreso. Partida extra. Ya sabemos que puede seguir gozando de estos privilegios alguien que trata a la oposición como a su chófer Manolo ("Vamos, venga, coño… No son más tontos porque no se entrenan"). Es como cuando insistía en llamar a Rubalcaba "diputado Pérez" o recibía a Pablo Iglesias en la ¡jornada de puertas abiertas! abroncándole y diciéndole: "Antes de entrar en esta casa, dejas la demagogia en la puerta". Más "lamentable" fue, en palabras del Comité Español de la Discapacidad, cuando doña Celia protagonizó una Junta de Portavoces en la que Bono le recriminó que hablara de "los tontitos" para referirse al personal discapacitado que contrata el Congreso.

Está claro que para algunos el mundo se divide entre tontos y listos. Villalobos, que es tan inteligente, igual debería dejar paso a otros y aprovechar el tiempo para acabar de una vez la carrera de Derecho. Nunca es tarde y ya lo dice el proverbio: "Paciencia, piojo, que la noche es larga".

martes, 12 de enero de 2016

España empalmada


El comienzo de año está siendo excitante. Los que eran los duques de Palma se sientan ante la Justicia, Bárcenas dice que tiene grabado a Rajoy cobrando un sobre y la izquierda "antisistema" catalana apoya a la derecha del "pujolismo" corrupto para que gobierne. Solo faltaba que saliera alguien de la Agencia Tributaria a decir que Hacienda no somos todos, que es cosa de la publicidad. Vamos que, dependiendo de quién seas, será como esos anuncios con gemidos de la vaselina. Suena así de pornográfico.

En esta cuesta de enero en la que se busca gobierno, cuentan que Mariano Rajoy sintió una especie de gustirrinín al enterarse de que la CUP permitía a Convergencia mantenerse en el poder. Saltó la noticia y es como si Rajoy hubiera saltado del sofá como no lo hacía en toda la tarde con los cinco goles del Madrid de Zidane. A don Mariano se le puso cara de entrenador salvavidas y de pronto se imaginó al PSOE reclinado ante él, consintiendo que gobierne para salvar a España de las hordas independentistas.

Lo que pasa es que los orgasmos duran lo que duran y a Rajoy se le puso cuerpo de Rafa Benítez al saber que Bárcenas anuncia que lo tiene grabado destruyendo la contabilidad B del PP, recibiendo un sobre (que huele a finiquito) y reunido con Luis ("sé fuerte") y con Javier Arenas (que lo mismo te recibe a Bárcenas que al diputado comisionista De la Serna, porque no hay como especializarse). Así que, con estos mimbres, suena cada vez más el runrún de que se prepara un plan para que siga gobernando el PP, pero sin Rajoy. Para que parezca que todos ganan y todos pierden. Es el plan B. Con B de Bárcenas.

Porque en la parte judicial, como "la justicia es igual para todos", que dijo el rey, seguro que el presidente está muy preocupado. Tanto como Camps y Rita Barberá viendo el juicio del caso Nóos desde el plasma de casa. Impunes con los tres millones y medio de euros de dinero público valenciano adjudicados a la trama, porque ellos se reunieron en la Zarzuela con Urdangarin, pero no se enteraron de nada. Como tampoco se enteraba el rey del tinglado que tenían su yerno y la infanta durante años.

No hay como no enterarse de los tiempos que corren para que Hacienda, la Fiscalía y la Abogacía del Estado pidan que Cristina de Borbón se libre del banquillo de los acusados. Porque no son organismos lacayos del poder.... Cada uno se gana "el jornal" a su manera, que decía Urdangarin cuando firmaba tan contento sus mails como "el duque Em... Palma... do". Así está España: de palote con el funcionamiento del sistema. Empalmada cuando le suben los impuestos y luego le dicen que Hacienda no somos todos. Que es tanto como ponerse duro y decir que cada uno puede robar su parte.

martes, 5 de enero de 2016

Carta a los Reyes



Fuente foto: ElDiario.es
Queridos Magos de Oriente,

Aprovecho el día y la magia de la Navidad para pedirles tres cosas. 'Peccata minuta'. Hilillos de plastilina. Como en España ya hemos salido de la crisis, tampoco necesitamos tanto. Lo que pasa es que aquí la gente tiene vicios como comer. Incluso piden hasta trabajar. Qué fuerte. Sé que sus majestades esto igual no lo entienden, porque curran unos pocos días al año, pero aquí la peña hace esto y quiere más. Por eso, se lo traslado. Pedimos como oro, mirra e incienso lo siguiente. Ahí va.

Oro. De entrada, pido un Gobierno. Es el juguete de moda. Lo que se lleva este año. Mi madre me dice, como cuando era pequeño, que sin ese regalo se puede estar, que luego uno se cansa y se lo encuentra siempre en medio, incordiando. Pero, pensándolo bien, creo que es necesario. Pido uno que sirva para toda la familia. Y no me molan ni teledirigidos, ni de esos que se anuncian como una cosa y luego los ves y no tienen nada que ver con lo que habían anunciado. Que no sea una engañufla y, por si acaso, que venga con el ticket de regalo, por si hay que descambiarlo. Por cierto, aquí hay gente que espera el Gobierno como el agua de mayo. Será por el espíritu de la Navidad, pero los hay que antes incluso llamaban a otros “radicales”, “estáis con los terroristas” o “nos habéis arruinado el país”, pero ahora les dicen cosas bonitas para unirse con ellos y seguir gobernando. Seguro que es un gesto navideño y solidario.

Mirra. Pido trabajo decente que baje la tasa de paro. Sé que somos unos avariciosos, porque dicen que ya estamos creando tanto empleo que vamos a la cabeza de Europa, pero queremos más. Hasta que no volvamos a la 'Champions League' –qué tiempos- no vamos a pararnos. En esto queremos ser fuertes. Como cuando nos negamos a rescatar a los bancos (majestades, estos sí que eran magos, como en el Magia Borras, porque decían que tenían la pasta, luego la hacían desaparecer y luego se la devolvimos porque nos habían metido la mano en el bolsillo y no nos habíamos enterado).

De incienso pido un juego de toda la vida. Como en el Juego de la Oca, queremos a los Ratos, Bárcenas, Pujoles, a los de los ERES, a los Urdangarines… en la casilla del calabozo. Muchos críos de España crecimos gritando “me lo pido”, pero luego tuvimos que dejar de jugar al Tragabolas y al Barco Pirata. Estos no. Estos, si les dejamos, jugarán al Hundir la Flota de por vida. Así que nada, es triste pedir, pero más triste es robar. Con estos termino la carta.

Se la envío en sobre, que aquí sigue estando de moda. Y se lo pido a ustedes, Magos de Oriente, aunque a veces parezca que en España estamos… más que con los reyes, con los camellos. Nos va la droga dura: la gente aguanta carros, carretas… y la cabalgata entera. Ya sé que, por eso, luego nos traerán carbón y encima dirán que es porque hemos sido malos.